viernes, 13 de enero de 2012

“Publicidad” se escribe con “H” (de “hipócrita”)


Atención, éste es uno de los artículos científicos más largos y mejor logrados que he escrito en toda mi carrera literaria. Tengan paciencia, prometo que algo aprenderán de todo esto (e incluso hasta puede que lleguen a divertirse), y si son lo suficientemente inteligentes reenviarán este artículo-cadena-investigación, que no es por alabarnos, merece el Premio Nacional de Periodismo, o como mínimo, el Premio Estatal de Periodismo de Campeche, galardón que siempre nos niegan para otorgárselo a algún “periodista” pantagruélico que aparece en la televisión diciendo veladamente que votemos por los mismos sinvergüenzas de siempre porque la cadena de televisión que les da de comer es solo uno de los tantos instrumentos de propaganda de los partidos políticos.

Nota: esta investigación la llevamos realizando minuciosamente desde el año 2007, como una herramienta para dar respuesta al obstinado comportamiento de las mexicanas en idolatrar y elegir como sus mesías y amos a personas bien parecidas. No se deje engañar, los antropólogos, historiadores y estudiosos del comportamiento humano se equivocan al asegurar que toda la culpa se debe a 500 años de conquista europea. La respuesta es más simple que eso.  


* * *


Todo comienza con el viacrucis que es la carrera contra el desempleo. Nos zambullimos en Internet y en pantalla aparece la siguiente imagen: 




¿Qué es lo primero que nos viene a la mente al ver el banner con que se anuncia la página empleos.com.mx? Nuestra tercera reacción, luego de pensar que tal vez deberíamos llenarnos la cara de esos hilos de oro que usan las ex-esposas de Donald Trump para quitarse las arrugas y que nuestras novias son muy malas por no tener ojos azules, es preguntarnos, ¿habrá alguien capaz de tomarse a estas personas en serio luego de ver su publicidad? ¿Quién puede ser tan cínico para decir que Brad con su corbata azul y Janet con su blusita rosa, los dos con al menos ochenta mil pesos encima entre cortes de cabello, depilado de cejas, tratamientos de ortodoncia y cremas microplanchadoras, son personas “como nosotros”? ¿Desempleados “como nosotros”? ¿.mx “como nosotros”?

Si algún día sentimos un deseo irresistible de audicionar para la próxima campaña de Hedi Slimane, o para un papel en “El Argentino 2: Infierno en la Jungla”, sin duda empleos.com.mx será la primera página que visitaremos. Mientras tanto, si vamos a recurrir a una agencia de empleos, al menos deberíamos ir a una que tenga la menor idea de como luce la gente como nosotros, común y corriente.





* * *



Una de las consecuencias de ser un hombre desempleado es que se cuenta con demasiado tiempo libre. Digamos que hace unas horas, mientras veíamos la tercera parte de la trepidante saga de películas de acción-horror-ciencia-ficción-churro-de-zombies basadas en el videojuego Resident Evil, una pregunta nos tomó por sorpresa privándonos de apreciar la trama en toda su complejidad: ¿Por qué la catástrofe que ocurrió en las películas anteriores y que convirtió a la inmensa mayoría de los habitantes de la Tierra en un montón de chontos despellejados sedientos de sangre fue tan considerada que respetó únicamente la vida del 1% más fotogénico de la población?




Según pudimos entender (aunque francamente no prestamos demasiada atención), en la película, una misteriosa corporación llamada Umbrella fue la responsable del exterminio de la humanidad, esto debido a un virus experimental que escapó de sus laboratorios y se fue derechito a cumplir el único fin para el que fue creado: eliminar a toda persona, como diría Lupita Jones u Osmel Sousa, "estéticamente inaceptable".

Ese es el mundo del cine. En la vida real, el papel de Umbrella es interpretado por las agencias publicitarias, la industria de la moda y la del entretenimiento, y muchos otros peces gordos que emplean métodos que, si bien no han sido tan rápidos como el virus que usaron en la película, son casi tan efectivos: desde el lanzamiento a la fama de Twiggy hasta el día de hoy no han pasado 50 años, y ese tiempo ha bastado para lograr que nueve de cada diez personas se sientan insignificantes si no son capaces de entrar en unos pantalones talla 0.

Supongo que habrán notado la minuciosidad con que las empresas estructuran sus campañas y anuncios publicitarios, siempre coqueteando con los límites de lo que es legal pero rara vez cruzando la línea. Las cigarreras, las cerveceras, las refresqueras y los productores de comida chatarra siempre ponen al final de sus anuncios en letras perfectamente legibles y claras (para los halcones, linces, francotiradores o cualquier híbrido de los recién mencionados) leyendas como “Come frutas y verduras”, “Aliméntate sanamente” o “Haz ejercicio”. Es su forma sutil de decirte que te están desnutriendo o matando, y que es tu responsabilidad hacer ejercicio o alimentarte sanamente para que sus productos no te maten… al menos no tan rápidamente, de manera que puedas seguir consumiéndolos mientras formes parte del sector económicamente activo de la población.




Como era de esperarse, los productos de belleza no podían ser la excepción. Los mercadólogos de Chanel decidieron que el rostro de su campaña publicitaria fuera la famosa, aclamada, nominada al Oscar y anoréxica Keira Knightley. Desde luego, de todos los calificativos mencionados sólo el último ha sido desmentido por la actriz, quien en incontables ocasiones ha dicho a la prensa que su abuela fue quien padeció anorexia, al igual que su madre, pero que ella nunca ha sufrido tal enfermedad. Y como podemos constatar en la fotografía del anuncio, está diciendo la verdad. Incluso podría quitarse el bombín de Charles Chaplin y no encontraríamos que sus senos han desaparecido entre las rendijas de su caja torácica.

Mientras se decide si son peras o son manzanas, la gente de Chanel se ha anticipado a todo escándalo futuro incluyendo en la esquina inferior izquierda de este anuncio la leyenda “SALUD ES BELLEZA”. Traducción: Come frutas y verduras. Vomitarlas o no es tu decisión.


* * *


Hace pocos años no había mujer que cupiera en sí misma de orgullo y felicidad cuando en alguna conversación salía el tema de la Campaña por la Belleza Real de Dove. Esa campaña, que fue implementada en todo el mundo, utilizaba como modelos a mujeres semi-viejas, semi-gordas, morenas, pecosas, etc., a las que peinaban, maquillaban y photoshopeaban hasta quedar irreconocibles para luego fingir que la empresa estaba interesada en promover un ideal de belleza diferente al convencional (léase Alessandra Ambrosio).

¡Incluso hicieron una Fundación Dove para la autoestima! ¡Cuánta nobleza la suya!

¿Por qué tendríamos un problema con todo eso?




A: La antes mencionada manita de gato con la que convirtieron a estas "bellezas reales" en versiones idealizadas de las mujeres de verdad. ¿No es exactamente lo mismo que hacen en todos los demás anuncios comerciales?





¿Notaron la ausencia de chicas gordas y de indígenas? ¿Por qué necesitarán subir su autoestima los querubines preadolescentes que aparecen en la portada? Mis vidas, siempre va a haber otra niña más bonita que ustedes. Eso no quiere decir que tengan que sentirse mal. Ahora a seguir creciendo, que van por buen camino.

C: Dove pertenece a Unilever, que también es dueño de Slim Fast, cuya misión en este mundo es hacerte creer que puedes dejar de ser un(a) gordo(a) si consumes sus malteadas (eso sí, combinándolas con una dieta balanceada, ejercicio y agua), y de Axe, la marca líder en publicidad que idealiza a las mujeres como unas ninfómanas flacas, pechugonas y frecuentemente encueradas.




Entonces qué, ¿seguimos alucinados con los esfuerzos de esa empresa por promover ideales de belleza saludables?

Naturalmente, por eso, proponemos la siguiente fundación:





* * *


En pleno siglo XXI, justo cuando las mujeres se creían independientes y libres al punto de sentirse con el derecho de robar nuestros trabajos, los hombres ignorábamos algo.




Mónica Ruíz es una mujer independiente y segura de sí misma, al grado que gracias a su coeficiente intelectual (y a Vicky Form, por supuesto) es la preferida de todos los albañiles de la obra. Y cómo no serlo si hasta se toma la molestia de realizar tareas innobles para un ingeniero, como la de clavar.

He aquí unos rápidos tips para lograr un éxito laboral como el de Mónica:

Si eres doctora, olvídate de la bata y todos los años que estudiaste medicina. De ahora en adelante preséntate al hospital vestida en lencería y con un estetoscopio enrollado en el cuello para que los pacientes sepan que tú eres la doctora.

¿Así de fácil? Pues sí. Este método es aplicable en todas las profesiones; cuestión de llevar encima las herramientas necesarias para el trabajo que realices, es decir, las maestras deberán llevar lencería, una tiza y un borrador; las reporteras llevaran lencería, una libretita y una pluma; etcétera.

Ojo, si eres una perdedora en tu trabajo visita la página web de Vicky Form para que Vicky te enseñe a dejar de serlo.

NOTA IMPORTANTE para los hombres: no confundir la página de Internet de Vicky Form con las páginas de trata de blancas donde piden a sus prostitutas los fines de semana (y entre semana) para engañar a sus independientes esposas y novias.

Se aplican restricciones: para tener éxito con la actitud Vicky Form tienes que tener el cuerpo y el culo de dimensiones photoshopeadas (más parecido al de una cebra que al de un ser humano) como el de Mónica Ruíz.


* * *


Otra empresa que dignifica, apoya y valora a la mujer mexicana es Tania




Tania paga carretadas de dinero a mujeres de ascendencia finlandesa, como la modelo de la foto. O como las mujeres de tez blanca como la arena y de cabelleras blondas como el oro que aparecen en su página de Internet, las cuales se nota a leguas que son muy mexicanas.

¿No lo creen? Pues tontas de ustedes por ser tan incrédulas. Y por si no lo sabían, Tania te invita a que le cuentes tu historia, para que así tú, mexicanota que eres, seas la protagonista de: “El Libro de la Mujer Mexicana”.




Nótese que en el encabezado “Cuéntanos Tú Historía” dos terceras partes del mismo están escritas con faltas de ortografía (“Tú Historía”). Brillante inicio para alguien que quiere publicar un libro.




La Historia de Lupita Acosta Nava de Manzanillo, Colima.
Soy la mayor de 8 hermanos, mi padre por machismo, siempre quiso que su hijo mayor fuera hombre y el hecho de haber nacido mujer, me creo muchìsimos problemas, por que a mis hermanos hombres todo se les permitio y mi padre siempre quiso que lo que mis hermanos pidieran o hicieran, se le obedeciera y siempre estube en contra de esa imposiciòn, siempre le pedia a dios que mejor hubiera sido hombre.Hoy estoy totalmente convencida que dios no se equivoco, naci mujer, soy una gran mujer, tengo dos hijos maravillos, un nieto que adoro, despues de un divorcio desastroso, hoy mantengo una relaciòn excelente, aprendi que a mi edad tengo una vida propia, aprendi que puedo ser sexy, que puedo ser sensual, que puedo tener una sexualidad plena, hoy aprendí que tengo capacidad de amar. Hoy le doy Gracias a Dios por Ser Mujer.


Un bravo y un ¡hip, hip, hurra! por Lupita, nos enorgullece que pueda ser sexy, pero le recomendamos que en vez de andar refocilándose con traileros mejor se matricule en una primaria y aprenda a redactar una carta con menos faltas de ortografía.

¿Por qué será que Tania no premia a las mejores escritoras poniéndolas en la portada de sus anuncios? ¿A poco no sería eso bonito?





* * *


Para concluir, adentrémonos de lleno en materia literaria (según colegas suecos, el único camino hacia el primer mundo). En días pasados, Enrique Peña Nieto (futuro presidente de México, las encuestas no mienten) causó gran revuelo en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara al poner en evidencia que no lee libros, síntoma del 90% (o más) de los mexicanos.

Esta exposición pública de ignorancia le habría costado al futuro presidente de México (según analistas políticos) 3 puntos en la preferencia de los votantes. 3 puntos que representan en un 100% a las mujeres amantes de best-sellers motivacionales.




Hagamos una pausa para dar respuesta a la pregunta (porque tiene que ser una pregunta y no una afirmación, como sugiere la falta de signos de interrogación en el título), los hombres no aman a las cabronas. Aman a las mujeres buenas, y cuando decimos buenas nos referimos a las mujeres como la chica de la portada del libro.

Hasta la fecha no ha nacido hombre que ame a una gorda horrible que además sea una cabrona.




NOTA: ¿Así que piensan que también nosotros estamos siendo hipócritas por escribir esto luego de todo este artículo interminable? Bueno, léanlo todo de nuevo desde el principio (y no olviden reenviarlo y compartirlo con sus amigas en el Facebook) y se darán cuenta de que no es el hecho de ser gordita el que hace digna de todo desprecio a la mujer, sino el hecho de ser cabrona. A la cabrona de la portada original no la amas, la toleras, y eso únicamente por su apariencia.

¿Quedó claro por qué las mujeres llevarán a la presidencia al guapísimo Enrique Peña Nieto, o en su defecto, a la candidata intelectual que sí lee, y no solo eso, sino que es la autora del feminista best-seller Dios mío hazme viuda por favor?

Inconscientemente las mujeres mexicanas desean ser preñadas por un macho alfa hermoso, entiéndase un político bonito para que las llenen de hijos arios, futuros líderes de México.





Ésta investigación (al igual que el Photoshop) no hubiera podido ver la luz sin la ayuda de P.

12 comentarios:

Bruno Martinez (Reale) dijo...

Lo leí enterito: links incluídos. Para empezar, creo que hay algo muy personal tuyo con lo que respecta a publicidades, sobre todo de belleza. Creo que será esa cercanía y el roze constante con el tema de Bicho. Pero quizá lo diga porque es básicamente una de las cosas que leí de tí que mas me impactaron.
Segundo: La idealización o la construcción de la belleza es un proceso tremendamente cultural y psicológico. Simplemente con decir: "Hey, por ser gordita no necesariamente tendrías que sentirte mal" no va a lograr que una gorda o una negrita salga del closet y comience a exigir su cara en las revistas.
Tercero: Aquí hay un círculo vicioso entre hombres y mujeres. Mujeres que ven hombres que desean por películas o por estereotipos de noticieros, mujeres que les parece más adecuado ser como ellas. Mujeres inseguras de sí mismas por no serlo, hombres a los que no les interesa. Hombres que no interesa, cirujía y tintura para el pelo... etc.
Cuarto: Soy un gringo tremendo, y a veces hablar de estas cosas me quita ese "derecho por ser" lo cual, a veces, también tiembla la discriminación. Por eso admiro que digas "Querer ser como una revista" y no simplemente "Querer ser rubio". Les puedo jurar que es lo mismo: Si sos inseguro, si titubeas, si querés ser otra persona, aún así dejas de ser bonito para ser un temblequeo infernal. Sin embargo, la gente le teme menos a charlar con uno, piden menos documentación a efectos de confianza. Lo que me parece horrible.
Quinto: La Publicidad genera necesidades, porque ya no existen necesidades que no estén saciadas. Y hay que vender, no cierto?

Y seguiría la lista, pero creo que es más una charla que un aporte!

Saludos desde Argentina, Rodrigo.

Amanda dijo...

Rodrigo!!!
Te faltó a la tarada de Ana Claudia Talancón!!! Que aunque cubre la cuota de "morenita" y "buenota" resultó "tontita" al pensar que apachurrar una botella de agua ayuda al planeta, si así fuera todos los que tuvimos una infancia fuimos promotores del planeta al reventar nuestro triangülito de Boing y disfrutar de su estruendo.

Hace unos meses les decía a mis alumnos (que ya no tengo) que lo que decía Ana era una mentira, que consumir y tirar miles de botellas de agua no ayudaba al planeta. Con eso de apachurrar la botella a lo mucho ayudaban a los pepenadores de basura a organizar su mercancia, pero la basura, con aire adentro o sin aire, es basura al fin.

Cuando dije esto todos esos ojos pubertos se abrieron al máximo como si hubiera dicho que dios no existe.

Remate diciendo: "toda la publicidad es mentira"

Ahí ya había varios pequeñines prendiendo la hoguera de mi pobre y corta carrera en la academia preparatoriana.

Rodrigo Solís dijo...

Muchas gracias por sus comentarios querido Bruno y querida Amanda. Veo que son personas sabias.

AndPerseo dijo...

Curioso leer esto a un par de días de enterarme que en la universidad donde trabajo crearon la "secretaría de imagen universitaria", para que cosas como carteles o anuncios con gente "físicamente inaceptable" ya no sucedan.

Saludos

Jos dijo...

Me gustó tu texto, las imágenes lo hacen muy entretenido.

Se me hizo más fácil leerlo en el blog que en Word.

Me gustaría que en el blog tuvieras botones de Twitter y Facebook para compartirlo.

Lo haré manualmente.

Saludos

Rodrigo Solís dijo...

AndPerseo: gracias por compartir esa valiosa información, digo, para que luego la gente no piensé que nosotros exageramos las cosas.

Jos: Ahora nos ponemos manos a la obra, y que bueno que te gustó. Abrazo.

Anónimo dijo...

Físicamente podrás parecerle inaceptable a algunos, sin embargo internamente me pareces mas que aceptable y cuando escribes ¡Eres fascinante!

No te detengas y sigue escribiendo que siempre habremos personas deseosas de leerte independientemente de como te mires.

Rodrigo tienes algo que te hace interesante, tu virtud no viene de afuera sino de adentro y en este país cuando tu exterior es demasiado aceptable deja de importar lo que hay dentro.

Para los físicamente inaceptables es fácil opinar pues siempre existe la posibilidad de decir algo mejor que lo que se ve a simple vista. En cambio para los físicamente aceptables (sobre todo si somos mujeres) siempre existe la posibilidad para los demás que lo que se ve lo echemos a perder por lo que digamos, sintamos o pensemos.

Un beso, Paulina.

AlmaR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AlmaR dijo...

hola que tal... leí tu articulo y estoy de acuerdo en algunas cosas que publicaste, sin en cambio difiero en cuanto lo que mencionas de Fundación Dove, creo que deberías investigar mejor; ya que en lo personal participe en esa campaña, puedo asegurarte que atendimos a comunidades indígenas de zonas marginadas del estado de Hidalgo, completamente gratuito y se otorgo material, tanto a las madres como a las hijas sin distinción alguna. En lo cual dicha campaña se atendieron temas como autoestima trastornos alimenticios comunicación asertiva y sobre todo sus derechos humanos. me atrevo a mencionar que se atendieron mas de mil quinientas personas ... así que bueno checa tus datos reales... hasta pronto.

Rodrigo Solís dijo...

Paulina: tus palabras son poesía para mis ojos.

AlmaR: me alegra que me cuentes estos detalles que desconocía de la campaña Dove. Sin embargo, ese no es el punto del escrito, Dove pertenece a Unilever, una empresa que por un lado quiere hacer sentir bellas a las mujeres “gordas”, “narizonas”, “morenas”, etc, y por otro lado pone a las mujeres como unos objetos, véase la campaña de AXE. En resumen, la mayoría de las corporaciones son hipócritas. Saludos y felicidades por ayudar a las personas menos favorecidas.

Analítica (Venezuela) dijo...

Publicado en:

http://www.analitica.com/va/sociedad/articulos/4144356.asp

Extra de la Laguna (Coahuila) dijo...

Publicado en:

http://www.extradelalaguna.com.mx/pdf/extraportada.pdf