martes, 9 de septiembre de 2008

No es humano


“No temo a nadie, pero respeto a todos.”
 - Roger Federer


Tengo mis placeres culpables. Como todos. Uno de ellos es ver cualquier disciplina atlética que el ser humano practique profesionalmente y que las cadenas televisivas y empresas corporativas tengan a buen recaudo poner delante de mis cuatro ojos. El otro día, sin proponérmelo y sin darme cuenta, vi un partido donde una manada de hombres del cuaternario perseguía un balón de forma ovoide. Según yo estaba viendo un partido de rugby, pero en una pausa del encuentro, cuando un troglodita le dislocó el hombro a otro, el narrador me sacó de mi error al decir que estábamos en presencia de uno de los partidos más emocionantes de fútbol australiano de la temporada. Siendo así (colaboró mi insomnio), me quedé frente al televisor viendo una maratónica jornada de deportes que en mi vida había visto. “No se mueva, a continuación el campeonato mundial de críquet”, dijo el narrador. Obedecí. En pantalla aparecieron unos hombres disfrazados con uniformes de enfermeros jugando un partido que era algo así como una especie de mezcla entre béisbol y boliche. Sobra decir que no entendí absolutamente nada, pero ello no significa que me haya aburrido. “Nuestro siguiente programa: el Hombre más fuerte del Mundo”. No tuve opción: fui por las palomitas de microondas.

En los comerciales, cerca de las cuatro de la madrugada, me mudé a otro canal deportivo. Y ahí estaba.

El sujeto del que les voy a hablar, dicen, no es humano. Y yo la verdad, luego de estudiarlo detenidamente gracias a todas las estadísticas y datos que proporcionaron durante el partido, lo sospecho también. O tal vez sea que la mayoría hemos perdido la fe en los hombres de verdad. Se llama Roger, se apellida Federer, y juega al tenis, deporte del cual es amo y señor. Es invencible. Pese a ello, me agrada el tipo. Y digo pese a ello porque por algún misterioso motivo suelo identificarme con los deportistas y equipos mediocres. Es un mal congénito. Por ejemplo, si juega un partido de fútbol Brasil contra Madagascar, mi apoyo incondicional lo tiene Madagascar. Y así en todos los deportes, o bueno, en casi todos. El tenis resultó ser la excepción porque el mejor jugador de este deporte es un sujeto sobrio, delgado y callado, características insólitas en un deportista moderno, pues resulta que en la actualidad para ser deportista profesional y famoso hay que cumplir con tres requisitos fundamentales, básicos e indispensables: uno, ser un mamarracho; dos, ser una masa de músculos; y tres, ser un barbaján. Todo en un mismo paquete. Es decir, poseer la apariencia de un pandillero y portar el uniforme con toda indignidad posible (camiseta, short y banditas de colores brillantes y estrafalarios, al igual que tener peinados chiflados, tatuajes y aretes); consumir “complementos alimenticios” (traducción: anabólicos) para parecer una estrella de cine de acción o del porno gay; y poseer y proferir un vasto repertorio de peladeces y mentadas de madre cada que se cometa un error en la cancha. Ah, y un requisito más que se me escapaba: tener por novia a una modelo.

Es por estos puntos mencionados por los que me agrada Roger, porque vapulea a sus contrincantes con su flacucho cuerpo y sin la ayuda de ningún entrenador, poniendo en evidencia que los músculos en los deportistas (al menos en el tenis) no son más que vanidad, al igual que las noviecitas de catálogo de Victoria´s Secret que aplauden con celular en mano desde las tribunas. Y quizás éste sea el dato más relevante que me tiene aquí dedicándole este escrito al bueno de Roger, pues su novia resulta ser una encantadora gordita de mirada inteligentísima que además de seguirlo a cada partido, es quien maneja su carrera. De ahí que Roger pase la mayoría de su tiempo perfeccionando su juego en vez de andar de vedette filmando comerciales de calzoncillos de hilo dental  y/o embriagándose con putizorras de fiesta en fiesta.

Pues bien, les dije que comulgo con la derrota. Hace unos minutos, pese a todo pronóstico, acaba de perder Roger en la semifinal del Abierto de Australia, y con ello se vio cortada la racha de jugar su final troposcientasmil consecutiva de Grand Slam (no se por qué, pero me siento culpable por haberlo apoyado).

“Es humano”, han dicho los narradores. Y yo la verdad, ahora más que nunca, lo dudo. Lo dudo después de ver como Roger se encaminó con toda gallardía hacia la red y estrechó la mano de su victimario para luego dirigirle una mirada a su novia que desde las gradas le devolvió una sonrisa que ni el hombre más rico del mundo podría pagar con todo su dinero. No, ya no hay humanos así. Gigantes en la derrota. 

14 comentarios:

Rodrigo Solís dijo...

Recién hace unas horas, Roger Federer acaba de coronarse campeón por quinto año consecutivo en el Grand Slam de Estados Unidos (para el que no tenga idea de qué estoy hablando, eso significa algo que nadie había logrado, o al menos, algo que nadie había logrado desde los años veintes del siglo pasado). En fin, he decidido subir este escrito que publiqué en algunos periódicos y revistas en enero de este año en honor al único atleta moderno que admiro y respeto. Y lo subo justo ahora, en este preciso instante que todos ya empiezan a rumorar que Roger no es humano, de nuevo.

Espero lo disfruten quienes no lo hayan leído.

Rodrigo Solís dijo...

Ah sí, lo olvidaba, aquí algunos de los comentarios que generó en su momento este escrito. Ojalá y se animen a comentar, es lindo de vez en cuando volver sobre los pasos y ver cómo pensábamos hace unos meses. Igual puede que más de uno haya cambiado de opinión.


Marit dijo...
Me da mucho gusto que les haces total justicia a un gran atleta como lo es Roger Federer.
De verdad que quedan pocos como el.
Para mi unos de los grandes del deporte de nuestro siglo.
Muy buen escrito.
Saludos.
Marit :)
29 de enero de 2008 12:12 AM

Luz dijo...
Muy bueno, Rodrigo. Hermanada contigo en tus opiniones y consideraciones. ¿Por qué no dices nada de la insólita belleza de la rama femenil del Abierto de Australia?
Beso.
31 de enero de 2008 03:00 PM

Rubenson dijo...
Personalmente Federer nos cae bien, aunque sabemos que no es perfecto. Los suizos dicen que muy invencible así que digas muy invencible no es, que porque no los ha hecho campeones de la Copa Davis.
Bueno, quizá cuando tengan un par de tenistas que por lo menos sean la mitad de buenos que Federer. Mientras no.
1 de febrero de 2008 03:49 AM

benito juarez dijo...
En lo que a mi respecta me caen bien esas máquinas calladas y metódicas, inplacables, de repente fallan, como todo. El colmo es que es noticia que fallen.
El respeto al derecho ajeno es la paz.
Saludos, Bomberito.
5 de febrero de 2008 01:55 PM

Alejandro D dijo...
MI ESTIMADO RODRIGO, ESTAS EMPEZANDO A SER UNA ESPECIE DE ÍDOLO PARA MI, ESCRIBES COMO UN ÁNGEL Y ADEMÁS SENCILLITO COMO ME GUSTA, TE FELICITO DE NUEVO Y COMPARTO CON MIS CONTACTOS (EN ESPECIAL CON MI COMPADRE JORGE) ESTE MARAVILLOSO ESCRITO. SALUDOS
6 de febrero de 2008 01:53 PM

Luigi dijo...
Excelente igualmente, lo de las putizorras me pareció genial, indudablemente eres un gran observador.
6 de febrero de 2008 01:53 PM

Anónimo dijo...
Hola Rodrigo, gracias por mandarme tu columna, me gusta. Felicidades.
8 de febrero de 2008 07:47 PM

Alejandro M dijo...
este es el mejor spam que he recibido, mi correo lleno de cadenas y comerciales, y me detuve a mirar este correo que me enviaste, creo que es el segundo mail que me envias, no dejes de hacerlo ya te marque como correo seguro. falta gente como tu en este mundo de mierda.
cuidate y vida larga.
chao
11 de febrero de 2008 12:43 PM

Barb dijo...
Hola, la verdad es que yo sufrí mucho esta derrota de Federer en particular, eso es porque yo espero que siempre gane (como acostumbra) y que Nadal (justo la cara contraria de lo que expone tu post) no llegue nunca a ser número uno del ranking.
Soy mexicana del DF, pero ahora vivo en Buenos Aires, tuve que levantarme temprano para ver el partido, ya que siempre que juega Roger, sea la hora que sea, lo miro.
Efectivamente, al verlo tan diferente al resto de los mortales, parece que no es humano, pero afortunadamente el tipo lo es, por eso es que disfruto mucho de verlo jugar y también de verlo chillar cuando gana los torneos, je,je,je.
Parece robot, pero cuando todo el tema de concentración termina se "humaniza" y se vuelve hasta tímido.
Que pena que existan tan pocos atletas, con tanta exposición mediática, como él, aunque también nos deja pensando si en la vida cotidiana, nosotros actuamos como él ante los triunfos y las derrotas, o nos parecemos más a un Cuauhtémoc Blanco...
11 de febrero de 2008 02:02 PM

Humberto dijo...
MUy bueno!!
Te felicito!!
13 de febrero de 2008 02:11 PM

Gabriel H dijo...
MUY INTERSANTE, DEBERIAS VER LA HISTORIA DE NUESTRA COMPATRIOTA ANA GABRIELA GEVARA, Y AHÍ VERAS QUE EN VERDAD EXSTE EL NEPOTISMO Y LA FALTA DE SERIEDAD.
13 de febrero de 2008 02:12 PM

Mireya dijo...
ME ENCANTO RODRIGO ESTA EXCELENTE...ME PASA LO MISMO ME IDENTIFICO CON LO QUE LOS DEMAS NO VAN...SERA QUE SOY LLEVA LA CONTRARIA??? JAJAJA...
13 de febrero de 2008 02:13 PM

Antonio dijo...
A chingá, chingá!... está su pildorita de la felicidá sí q surte efecto, más a estas horas de la mañana en que los noticieros o los periódicos nos bombardean con tanta mierda.... chido su prozac, amigo... un abrazo complice para estos días llenos de tedio
13 de febrero de 2008 02:16 PM

Manuel dijo...
Hola Rodrigo.
Este si merece respuesta.
1.-Brasil contra Madagascar = A Brasil.
2.-Federer contra Nada = Al español.
como que mas nos identificamos no?
Saludos primo,
Manuel.
26 de febrero de 2008 03:24 PM

Bárbara dijo...

Hola Rodro:

Yo leí mi comentario, y casi casi sigo pensando lo mismo, ayer vi el partido, me sigo poniendo re nerviosa cuando juega Federer, quiero que gane y que un tipo como él sea el más grande de todos los tiempos, sigo pensando que Nadal es una mala persona (no soporto que sea el número uno del ranking) y me molesta muchísimo como les festeja en la cara los puntos a sus contrincantes y que festeja también las equivocaciones del rival.

Pero, a decir verdad Roger bajó sus bonos ante mis ojos no hace mucho, justo en la olimpiada de Beijing, cuando me enteré que se fue de la villa olímpica porque los demás atletas le pedían fotos y lo saludaban y él quería estar tranquilo…¡que pare de succionar!, agradecido debería estar que sus pares ( los mejores en sus propios deportes) lo reconozcan y lo admiren, (dicen que otro buscado, pero que por el contrario accedía a todo fue Coby Bryan).

Rodrigo Solís dijo...

Que bueno que sigas pensando igual querida Bárbara. En cuanto a Nadal, el mismo sentir que tú. ¿Será necesario que en cada punto se tenga que meter los dedos en el culo para sacarse el calzón? Es un asco, y lo odio más porque el 99% de las chicas mueren por él. En fin, y en cuanto a lo de Roger, creo que es comprensible (aunque nunca justificable) su actitud en las olimpiadas, supongo que ha de ser complicado que cada 5 minutos te estén pidiendo fotos.
Un beso enorme.

Marit dijo...

recuerdo mucho este escrito, como soy re fan de federer, es uno de mis favoritos..
creo q es como natural que los que amamos a federer odiemos a nadal
a mi casi se me sale el higado el dia que vi en un noticiero que nadal era el #1 del ranking mundial
nadal es totalmente la antitesis de federer
igual creo q lo de las olimpiadas es comprensible, me molesto dos segundos y luego lo perdone.
me dejo con las ganas de verlo en el podio de singles, pero pues ya traia su rachita mala,(es humano x dios!!! aunke lo duden es humano!!)
igual a ver si checas el video dnd lo eliminan en las olimpiadas, que lo elimino un "equis de la vida" y como roger lo va a felicitar asi o mas emocionado con cara de "ganaste wey" osea se emociona mas federer que el que gano.
bueno ya me alargue mucho
es que de verdad que este es uno de mis favoritos
y ratifico el comentario que hice la vez anterior
" de verdad que quedan pocos como el"

Rodrigo Solís dijo...

Así es querida Marit, pocos como él. Y gracias por tu bonito comentario, otra vez. Un fuerte abrazo.

Eduardo Huchin dijo...

Màster, vuelvo a este escrito porque encontré un texto del recientemente fallecido David Foster Wallace precisamente sobre Federer. Te pongo el enlace:
http://www.nytimes.com/2006/08/20/sports/playmagazine/20federer.html?_r=2&pagewanted=1&sq=Federer%20Foster%20Wallace&st=cse&scp=1&oref=slogin

Rodrigo Solís dijo...

Eduardo: gracias, master. Ahora tendré con qué entretenerme toda la tarde. Un abrazo.

Infomelilla (España) dijo...

Publicado en:

http://www.infomelilla.com/noticias/index.php?accion=1&id=6744

Notivargas (Venezuela) dijo...

Publicado en:

http://www.notivargas.org/pildorita-de-la-felicidad/14701-no-es-humano--pildorita-de-la-felicidad-por-rodrigo-solis.html

Maseual (Morelos) dijo...

Publicado en:

http://www.maseual.com.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=1773&Itemid=1

La opinión (Argentina) dijo...

Publicado en:

http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2010/09/14/c091402.php

Analitica (Venezuela) dijo...

Publicado en:

http://www.analitica.com/va/sociedad/articulos/9431370.asp

MILENIO NOVEDADES (Yucatán) dijo...

Publicado en:

MILENIO NOVEDADES 20 ENE 08