lunes, 20 de octubre de 2008

Historia de un motel


“El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores”.
- Woody Allen



Matilda me ha propuesto ir a un motel. Pocas mujeres son tan aguerridas como Matilda. Por lo general, con otras mujeres, para llegar a donde quiere llegar Matilda tengo que recurrir a toda suerte de indirectas para terminar tristemente en un callejón oscuro e intransitado y con la preocupación latente de que un vagabundo me asalte mientras toqueteo a la chica en turno.

More...Naturalmente le he dicho a Matilda que sí. Que vayamos al motel. El problema es que la mayoría de los moteles están a las afueras de la ciudad y en las afueras de la ciudad hay retenes policíacos antinarcoterroristas las 24 horas del día revisando a todas las personas que salen y entran a la ciudad. Así que de inmediato me aborda la imagen de mi amiga casada y de su amante que fueron detenidos y obligados a salir de su vehiculo para una minuciosa revisión de rutina mientras una hilera de automóviles a sus espaldas se deleitaban con la bonita escena. Por fortuna ni Matilda ni yo tenemos pareja, así que en teoría podemos hacer lo que nos plazca sin remordimiento ni temor a los miramientos reprobatorios de la gente. Sin embargo, como hemos bebido algunas cervezas en el malecón sospecho que los oficiales estarán encantados de la vida de quitarnos hasta el último peso que llevamos encima para dejarnos ir libres y alcoholizados.

Como no todos los días una chica hermosa me pide que la lleve a un motel, le digo a Matilda que conozco un camino para salir de la ciudad evadiendo los retenes. No es que yo sea un aficionado a los moteles. Mis amigos, todos ellos católicos, acaudalados y amorosos novios, en cada reunión cuentan con lujo de detalle sus travesuras con chicas de dudosa moral (la mayoría, amigas de sus novias). Así que, con el tiempo, me he hecho un mapa mental de la ruta de sus correrías. Media hora después estamos en la carretera rumbo a Champotón. No hay señales de moteles, ni de civilización alguna. Mi amiga me dice que cree que nos hemos perdido. Este es un acto piadoso y de una consideración enorme en una mujer, pues Matilda no me ha dejado cargar solo con mi torpeza. “Nos hemos perdido”, repite en plural. La besaría pero estoy más preocupado en mirar el tablero del coche que indica que estamos apunto de quedarnos sin gasolina.

Matilda, para reconfortarme, dice que el destino no quiso que nos acostáramos. En parte eso es bueno porque siendo ella Libra y yo Acuario hubiéramos causado un desastroso agujero negro en el universo zodiacal. Le digo que no tengo idea de qué diablos me está hablando y ella me dice que mejor la lleve a su casa. Que ya será para la próxima. Maldigo mi suerte acuariana y para mis adentros pienso que no tengo que consultar a Walter Mercado para saber que no habrá una próxima vez en el que el Universo conspire alienando los planetas y colocando el suficiente alcohol en las venas de Matilda para que vuelva a pedirme que la lleve a un motel. Frustrado, tomo una desviación y aparezco de nuevo en la ciudad. “Mira, ahí hay un motel”, dice Matilda. Al parecer está escrito que el Universo sufra un colapso zodiacal.

“¿Qué te pasa?”, pregunta Matilda. Le confieso que nunca antes había estado en un motel. No me cree. Le digo que es verdad. Que jamás había llevado a una chica a un motel porque estoy seguro que en todos los moteles hay cámaras ocultas en los cuadros y en los focos y en las lámparas y luego los dueños venden los videos de sexo aficionado a empresarios filipinos. Matilda me tranquiliza diciéndome que duda que haya cámaras en este motel. Luego me pide que por favor mate a una enorme y repugnante mariposa negra que está pegada en la pared. Le digo que no puedo, que me dan mucho miedo y asco los insectos. Matilda se quita la blusa. “Voy a apagar la luz”, digo. “¿Por qué?”, pregunta ella. Le respondo que para mantener secreta nuestra identidad cuando suban el video al Porntube. Matilda me besa. “Me fascina que seas tan gay”, me dice. “¿Por qué crees que soy gay?”, le pregunto sorprendido. “No sé, tu ídolo es Bayly, intentas patéticamente escribir como Bayly y eres un chismoso como Bayly”, me explica. “Bayly es bisexual”, la saco de su error. “¿Entonces eres bisexual?”, me pregunta dibujando una sonrisa esperanzadora. “La verdad es que no, ya quisiera”, respondo y luego me hago al chistoso robando esa frase de Woody Allen que dice que le gustaría ser bisexual para que las probabilidades de llegar solo a casa los sábados en la noche no fueran tan altas. “Eso no es gracioso”, dice ella. “Lo sé”, respondo.

Matilda me vuelve a besar. Matilda me quita la camisa. Yo intento quitarle el brassiere a Matilda, pero no puedo. Fracaso. “¿Seguro que no eres gay?”, me pregunta. “Seguro”, respondo. “En ese caso, mejor vámonos”, dice. “¿Por qué?”, pregunto confundido. “Perdona, es que mi fantasía era acostarme con un gay”, me dice y sale de un brinco fuera de la cama. “¿Has visto mi blog?, es de color rosa”, digo. “Eres patético”, dice Matilda y se marcha de la habitación.


77 comentarios:

Gabriela dijo...

mmm esas falsas esperanzas de algunas mujeres de creer que convertirán en hetero a un gay...

Yo si hubiera usado mis 3 horas jaj claro apagando la luz, no vaya a ser lo de las camaritas..

Rodrigo Solís dijo...

Gabriela: dame el nombre y la dirección de ese motel de tres horas. Según entiendo se paga por hora (y la siguiente hora se paga a la mitad), bueno, al menos así era el motel al que fui.
P.D. Cuando vayas al motel avísame.

gabriela dijo...

Así es en el norte supongo, y no es que conozca muchos (promesa que solo he ido 1 vez) pero generalmente anuncian las tarifas: Promoción 3 horas $350.00.

Eso de vender 1 sola hora esta muy limitado, de perdis que te den chance de decir como te llamas :)

P.D. Estoy muy lejos, cuando andes por el norte me avisas..

Anónimo dijo...

No se que parte del escrito se me hace ams increible.
Que nunca vayas a moteles y prefieras buscar un callejon o que esta chica pensara que eres gay.
Si no pagas el motel con razon no tienes mucho exito con las chicas, y con esas fachas no se como alguien puede pensar que eres gay, es obvio que no es asi. Los gays se arreglan muy lindo y son amanerados, tu no tienes nada de eso.

Rodrigo Solís dijo...

Gabriela: ten por ser seguro que te llamaré, sospecho que eres una mujer aguerrida. Tal como deben ser las chicas.

Anónimo: gracias por los piropos y las pedradas. Lo mejor del asunto es que Matilda pagó la hora del motel. Ella sí que es una dama.

monica dijo...

Chispas!
a mi que me gustabas para una noche de pasion en el kala jajaja
que lastima que no vayas a moteles.
Y no te preocupes, de gay no tienes un rizo. Lo pensaran porque todos los del Instituto de Cultura son gays y como te relacionan con esas esferas pues...

Rodrigo Solís dijo...

Mónica: no te lo recomiendo, soy muy mal amante. Claro que sí tú pagas el motel y las cervezas, igual y me lo pienso. Digo, vivimos en una sociedad igualitaria.

Dhyana dijo...

bueno, al menos te destraumaste escribiéndolo :-)

Rodrigo Solís dijo...

Dhyana: no te creas, aún digo turbado.

Gabriella dijo...

besitos chau miau

Mariana dijo...

Esto te paso a ti???

Rodrigo Solís dijo...

Mariana: a Matilda también, no todo fue mi culpa.

elwin dijo...

hola ridrigo buena onda jejejeje buen mensaje saludos de tu amigo elwin.

Rodrigo Solís dijo...

Elwin: no creo que haya sido tan buena onda para Matilda, pero gracias de todos modos.

carlos dijo...

MUY BUEN ARTICULO RODRIGO, COMO SIEMPRE.
SALUDOS CARLOS

Rodrigo Solís dijo...

Carlos: saludos, gracias por escribir.

J Moch dijo...

Chingao, nomás por la sabrosura de esas crónicas de la desgracia yo le daba doble beca...
Salucita,

JM

Rodrigo Solís dijo...

Querido Jorge, sería lindo que fueras jurado algún día y les exigieras a tus demás colegas que me bequen. Pero no te preocupes, apenas termine mi novela, la cual es descerebrada, superficial y en pocas palabras una porquería, tú vas a ser el primero en leerla y aventársela en la cabeza de los editores de Alfaguara para sean ellos quienes la arrojen a una hoguera y nunca vea la luz.
Un enorme abrazo.
Tu querido amigo, Rodrigo. (el hombre que por milagros de la beneficencia vive de lo que escribe).

Bárbara dijo...

¿Cómo que se paga por hora el motel? ¿Así se paga en tu tierra Rodro?, que cosa tan fea, eso de que te avisen que se acabó el tiempo…
Ay, cuando uno es joven e ingenua no se atreve a decir que la lleven a un motel…me quedé con un par de dudas por “pudorosa” y ahora que se me terminaron los complejos, me casé.

Ese anónimo que dice que si no te arreglas mucho y no eres amanerado no puedes ser gay, je,je,je la de sorpresas que se llevaría de enterarse cuantos gay y heteroflexibles existen en este vasto mundo…

Respecto a que eres mal amante, mmm, por que no te organizas un chat con tus ex y amigovias y así les podemos preguntar qué haces y qué no, gustos y perversiones, eso sería más divertido y educativo.

Rodrigo Solís dijo...

Bárbara: pagas al salir del cuarto, nadie te toca la puerta (según entiendo). Es decir, si tardes 3 horas, pagas 3 horas. Y así. Según los jugueteos o la duración y fogosidad del amante en turno.
En cuanto a lo del chat con mis ex mujeres, sería lindo ver cómo me despellejan. Por fortuna ni una de ellas lee estos escritos. O eso dicen. Quizás si algún día por ahí me vuelvo famoso gracias a ellas (ya sabes, por seguir ventilando sus vidas privadas con seudónimos), ya verás como salen a desmentirme.

regina dijo...

jajajajajajajaja ahora si que me reiiiiiii muy bueno¡¡¡¡¡¡¡¡

rodrigo dijo...

Regina: gracias. Aunque a Matilda no le hizo nada de gracia.

gabriela dijo...

Eres el primer hombre que oigo que dice que es mal amante, bueno no oí, leí...Pero no lo creo, has de ser creativo...
1 abrazo (con tanto motel de por medio ya me da por mandar cariños)

rodrigo dijo...

Gabriela: ojalá mis amantes tuvieran tu mismo optimismo en mi persona.

Luigi dijo...

Indudablemente eres un genio de la narrativa. Ojalà tuviera la mitad de tu talento para describir situaciones de esta manera. FElicitaciones como siempre

rodrigo dijo...

Luigi: ojalá tú y mi querido Jorge Moch fueran algún día jurados de las becas que siempre me niegan. Un fuerte abrazo.

analila dijo...

no es que sea chismosa pero me quede picada continuara la historia?

que tonta matilda no? en la actualidad encontrar un tipo asi esta en chino....

saludos

rodrigo dijo...

Analila: todo depende de Matilda. Espero haya una segunda parte. Aunque lo dudo. Amantes de mi calaña no tienen tanta suerte.

maite dijo...

amor me dejastes con la duda de que ocurrio con matilda despuessssssss me tengo q imaginar el fin o es q no lo has culminado .............................. me dejastes con la intriga jaajajaj
.kisssssssssssss cuidate se te quiere rodris

rodrigo dijo...

Maite: caramba, esta historia al parecer dejó picadas a todas las mujeres. Deberían echarle una llamada a Matilda para convencerla y que regrese conmigo al motel para que termine con sus deberes.

Unknow dijo...

Pinches viejas putas calientes. Nada más escribe Rodrigo algo de moteles y se mojan.

Chale, ya todas las viejas de este mundo son unas zorras.

Karol dijo...

uyyy ese ultimo comentario estuvo muy feo,

Rodrigo me encanto tu historia la vida real suele ir de lo absurdo, lo comico, lo sobrío, lo excitante, etc, etc y eso es lo interesante...

lamento que en tu caso el final no fuera tan feliz, bueno ya te tocara otra mujer aguerrida que no se raje tan facil, lo cual me lleva a considerar si realmente era aguerrida o eran los efectos del alcohol, en fin...chao

monica dijo...

Rodrigo:
si nunca vas a moteles y solo te limitas a los callejones obscuros dentro de tu carro, tal vez si seas mal amante o cuando menos, te falta experiencia. Y no te conozco tanto como para imaginar si lo seras o no...
y bueno, como yo nunca pago nada cuando estoy con un chico, nos quedaremos con la duda forever jaja
saluditos

Rodrigo Solís dijo...

Unknown: te recomiendo que te consigas una mujer.

Karol: sospecho que un poco de las dos cosas. Al menos en mi caso, el alcohol me hace ser aguerrido, por eso estoy pedo todo el tiempo cuando redacto mis escritos.

Mónica: así será, porque cuando yo estoy con alguna chica, tampoco pago nada, porque la tengo chica.

Mine dijo...

jajajajajajaja

ayyyyyyyyyyy ........jajajajajajaja

ps staría bien pero no puedo ponerlo....como tú comprenderás ........pero me hicist pasar un ratito agradable jajajajaja

saludos y cuidat mucho....por cierto voy de regreso a houston este fin.....ya te platicaré si me vuelve a pasar algo .....

ciaoooooooooooooooo

Annette dijo...

Mmmmmm y eso ya me sono a ironia ehh?? ta gueno pues, tu sigue haciendo lo tuyo que aca yo seguire con lo mio

Rodrigo Solís dijo...

Annette: querida, palabra que no es ironía, sería lindo morir a manos de mi madre para que descanse de su hijo que tanto la abochorna con sus amigas.

Mariana dijo...

jajajajajajajajja,:P

Maite dijo...

Osea mi corazon q te paso en la vida real, y una pregunta todas tus pildoritas de felicidad son reales o solo algunas por q dejame decirte q yo disfruto un monton leyendolas y analizandolas jajajajjaajajaj kisssssssssssssssssssssss cuidate t.q.m.

Rodrigo Solís dijo...

Maite: todas son reales… hasta cierto punto, es decir, hasta que Matilda me desmienta.

maite dijo...

mas fino mi corazon espero q matilda no se enfade jajajajajaj se t.q.m y dime tienes mns para chatear con voz digo si quieres crzn

Rodrigo Solís dijo...

Maite: rodrosolis@hotmail.com

Al parecer, por causas misteriosas ese es el mail más solicitado del momento.

Adrián dijo...

Hola mi buen RodroSolís... la verdad tenia rato que no accesaba a mi correo y pues déjame decirte que, como siempre, es un deleite narcotizar la mente con tu ya famosa pildorita , muy interezante e ilustradora Historia de Motel, te aseguro nunca contrariar a una mujer semi desnuda, hehehe saludos y buen dia.

Rodrigo Solís dijo...

Adrián: palabra que no la contrate, ella se semidesnudó por voluntad propia, por amor al arte.

Caro dijo...

Hola Rodrigo!
Acabo de leer este escrito tuyo que me acaba de llegar y debo decirte que me has hecho reir mucho! Jajaja gracias!

Rodrigo Solís dijo...

Caro: muchas gracias.

Nohemí dijo...

divertidisimo Rodrigo, muchas gracias
Tú amiga
Nohemy
y que Dios conceda los deseos de tu corazón

Rodrigo Solís dijo...

Nohemí: de nada. Y ojalá Dios me conceda más mujeres que no escapen de los moteles.

Annette dijo...

jajaja supongo que no lo hace justo porque no dejarías de abochornarla, imaginate... ahora además del hijo "que no es un niño normal" serías victima en sus manos. Ay mano!!! asi no le saleee

Guillermo dijo...

Querido Rodrigo: Buenisima esta historia del motel. esa Matilda esta bien cabrona.. jajajajajaja
que bueno, ya veo que se te paso la depre. sigue asi, produciendo estas bellezas literarias. salud, amigo.

Rodrigo Solís dijo...

Guillermo: así es, esa Matlida es una mujer de armas tomar.

Juan dijo...

Muy interesante su columna de opinión

Rodrigo Solís dijo...

Juan: muchas, gracias. Un fuerte abrazo.

Analila dijo...

jajajaja , la tendras, aun q no me queda claro por q dices eso , creo q no existe un amante bueno o malo simplemente no estas con la persona indicada cambiale el nombre y veras pero bueno escribe pronto sale vale

saludos

Matilda dijo...

Sabes mi respuesta: Me acostaré contigo el día que confieses que esas visitas frecuentes al gimnasio de Panchito Brown no son precisamente para hacer ejercicio (al menos no el que se da entre un hombre y una máquina).

Besos...

P.D. Vaya rating...

Rodrigo Solís dijo...

Matilda: te habías tardado en aparecer. Confieso y acepto todas las perversiones que quieras imputarme con Panchito Brown. Paso por ti esta noche.

Wonder fisher dijo...

Estoy muy celosa, ¿quién es Matilda?

Rodrigo Solís dijo...

Wonder fisher: una mujer que se llama Matilda.

Analitica.com dijo...

Publicado en:

http://www.analitica.com/va/sociedad/articulos/3154484.asp

josue dijo...

que onda rodro solo te saludo y te comento que me encanto tu articulo del motel me hizo pasar un buen rato jajaja cuidate.

Rodrigo Solís dijo...

Josué: muchas gracias. Un abrazo.

Norma dijo...

en q te basas para escribir, o en q te inspiras? tus relatos son reales, osea quiero saber si el de el motel fue una experiencia real

Rodrigo Solís dijo...

Norma: al menos yo, me inspiro del 99% de las vergüenzas que vivo todos los días. Un abrazo.

Diana M. dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJa!!!!!!

Rodrigo Solís dijo...

Diana M: me alegra que te haya dado risa.

JOHANNA dijo...

Este me encanto!

Me hiciste reir....

inche matilda no? pues le hubieras dicho que si eras gay pa que se le quite y luego despues de esa lucha de cuerpos en un hotel barato, le decias que seguias asi o mas gay que nunca para que se le quite esa arrogancia y esa creencia de que por estar guapa, vas a lograr hacer a un homosexual, heterosexual.

Si eres tan fan de Jaime Bayly como yo y un dia vienes a Miami, avisame.Yo voy seguido a su estudio donde graba su programa. yo con gusto te llevo. Saludos

Rodrigo Solís dijo...

Johanna: cuando vaya a Miami, desde luego que te iré a visitar.
Mándale mis más calurosos saludos a Jaime.

Indira BRoca dijo...

Rodrigo, hola, soy Indira (niña loca aficionada a espiar en las habitaciones ajenas, creo yo, principio de mi afición a estos blogs), mucho gusto... (jijiji)
Primero, el texto, genial, tengo problemas para escribir pues la risa sigue haciendo estragos en mi coordinación motora.
Por la anecdota, te recomiendo hacerle caso a Matilda, tú di que eres gay, siempre habrá chicas a las que se les meta la idea de hacerte regresar a la verdadera fe, creeme, funciona...
Tengo la sensación de quién llega tarde a una conversación harto trasendental y no atina a hacer un comentario interesante. así que me limito a mandarte una sonrisa y un guiño.
Por cierto, no creo que haya oportunidad de conocer un motel contigo, pero con gusto te invitaba una cerveza, pues debe ser muy divertido, una plática alcoholica y la tertulia, me cae, eres de los mios.
Salud!

Rodrigo Solís dijo...

Indira: nunca es tarde para entrar en una conversación. Con gusto acepto la cerveza.

Indira BRoca dijo...

Gracias rodrigo, ahora tengo tres razones para visitar campeche.
un abrazo, por cierto...
no me había dado cuenta, pero gracias a tu post hice memoria, te conzco, te ví leer en el encuentro de escritores en villa, hace un año, de haber sabido, nos hubieramos tomado la cerveza entonces. Ni modo, ya será.

Rodrigo Solís dijo...

Indira: tienes una memoria privilegiada. Cuando vengas a Campeche salimos por la cerveza.
Un abrazo.

Media 3d2 (DF) dijo...

Publicado en:

http://media.3d2.com.mx/files/1224526865868443306.pdf

Infomelilla (España) dijo...

Publicado en:

http://www.infomelilla.com/noticias/index.php?accion=3&id=10484

La Jornada (Nicaragua) dijo...

Publicado en:

http://www.lajornadanet.com/diario/opinion/2008/octubre/221.html

Bendito Manicomio dijo...

Publicado en:

http://benditomanicomio.wordpress.com/2008/10/22/historia-de-un-motel/

MILENIO NOVEDADES (Yucatán) dijo...

Publicado en:

MILENIO NOVEDADES 19 OCT 08

Paideia (Villahermosa) dijo...

Publicado en:

Paideia No. 8 Marzo 2011

http://es.calameo.com/read/0003078418b3b48aceb7a