jueves, 18 de diciembre de 2008

Noticias de un Premio


“Rechazar un premio es otra forma de aceptarlo, pero con más alharaca de lo normal.”
- Peter Ustinov



Iba conduciendo mi volcho destartalado a toda velocidad para llegar con un tiempo razonable de retraso a mi destino cuando mi celular sonó, vibró y cantó una cumbia dentro de mi bolsillo. Como no tenía intenciones de que se mantuviera intacta la reputación de que los escritores somos unos impuntuales decidí seguir manejando como alma que lleva el Diablo al tiempo que contestaba la llamada. Así fue que, haciendo malabares con manos y pies, metí la mano izquierda en el bolsillo derecho de los pantalones, cambié la palanca de velocidades de tercera velocidad a cuarta velocidad con la mano derecha, pisé el clutch con el pie izquierdo, saqué el celular del bolsillo, con el pie derecho pisé a fondo el pedal del acelerador, con la mano derecha tomé el volante para esquivar un poste de luz y finalmente me coloqué el celular en la oreja izquierda diciendo: “¿Bueno?”. “¿Es el señor Rodrigo Solís?”, preguntó una voz que en mi vida había escuchado. “Sí, él habla”, respondí mientras un camión me rebasó por la derecha. “Señor Rodrigo Solís, muchas felicidades...”, fue lo único que alcancé a escuchar gracias al pitorrotazo del camión que me dejó parcialmente sordo del oído derecho. “Un momento por favor”, dije mientras buscaba dónde estacionarme, resignado a llegar tarde una vez más a mi destino por culpa de mi curiosidad y/o de alguna compañía de teléfonos celulares que me felicitaba por seguir siendo fiel y buen cliente en tan bella época navideña. “¿Quién habla?”, pregunté ya con el automóvil aparcado a un costado de la acera. “Le habla Fulanito de Tal de la Universidad Autónoma de Quitzquilocotengo el Alto para felicitarlo, tengo el gran honor y placer de informarle que...”, todo eso lo dijo Fulanito de Tal muy emocionado, con una emoción tan convincente que terminó por contagiarme, primero porque no se trataba de alguna promoción navideña de celulares, y segundo, al recordar que meses atrás mi hermana, alias “La Schiffer” (muy emocionada también), me entregó un recorte del periódico donde decía en letras mayúsculas bien grandotas que la Universidad Autónoma de Quitzquilocotengo el Alto convocaba a todos los escritores mexicanos a sus VI Juegos Literarios Nacionales Universitarios en las modalidades de poesía, cuento y narrativa en lengua huichol.

More...Aquí es en donde haré una breve pausa para contarles lo que pienso de los concursos literarios. No diré que son una estafa, mucho menos afirmaré que son un fraude, sólo sugeriré veladamente que nunca gana quien merece ganar realmente. Eso lo saben todos los escritores del mundo, sobre todo todos aquellos que nunca han recibido un premio en su vida. Sin embargo, y muy a pesar de ello, los escritores se empeñan en meter sus escritos a concurso porque en el fondo albergan la posibilidad de que Zutanito de Tal o Menganito de Tal o Perenganito de Tal un buen día les llame por teléfono felicitándoles por ser los flamantes ganadores de Tal o Cual premio, como en mi caso, que debido a lo limitado de mi presupuesto para vivir (como la mayoría de los escritores del mundo) envié a concursar un artículo que había escrito hace un par de años, mismo que astuta y desvergonzadamente aumenté en caracteres hasta maquillarlo de tal forma que se hiciera pasar por un cuento, rama de la literatura, sobra decir, que jamás había experimentado escribir en mi vida.

Ahora volvamos a la imagen en la que yo me encuentro dentro de mi volcho destartalado, aparcado a un costado de la acera, con el celular pegado a la oreja izquierda, con una sonrisota (de esas de 20 mil pesos o 10 mil pesos, según sea la noticia del primero o segundo lugar) mientras Fulanito de Tal me da los enhorabuenas de rigor por haber enviado a concursar mi “cuento” titulado Brokeback Campeche.

Si te fijas bien en mis ojos, un brillo mágico resplandece en mis pupilas: eso significa que estoy imaginando cómo repartiré el premio entre mis amistades, o mejor aún, qué excusa le inventaré a Fulanito de Tal para no asistir a la ceremonia de premiación para que de esta forma mi rostro y mi nombre no aparezcan en la primera plana del periódico en la sección de Sociales y/o Cultura, para que tanto amistades como acreedores no se me aparezcan al día siguiente en la puerta de la casa relamiéndose los bigotes. Ahora, si te acercaras un poquitito más a la ventanilla del auto descubrirías que en estos momentos mis ojos se han abierto tanto que pareciera que de un momento a otro saldrán disparados de sus cuencas, reacción que producirá en tu silenciosa persona una terrible envidia al imaginar que del otro lado del celular (o como se diga, cuando era teléfono se decía “al otro lado de la línea”) Fulanito de Tal me está diciendo: “Señor Rodrigo Solís, usted ganó el primer lugar, muchas felicidades”. Y, ¿sabes una cosa? No te equivocas en tus pensamientos salvo en un pequeño detalle: si dieras otros pocos pasos más hacia la ventanilla del volcho y pegaras la oreja junto a la mía escucharías cómo Fulanito de Tal me dice: “Señor Rodrigo Solís, usted ganó la Mención Honorífica, muchas felicidades”.

Traducción: Nos gustó tanto su cuento que en vez de pagarle un par de miles de pesos el jurado decidió invitarlo a Quitzquilocotengo el Alto (ojo, sin los gastos pagados) para que un auditorio lleno de desconocidos le aplauda bien fuerte.

El “chingen a su madre” que di en agradecimiento no lo imaginaste.


8 comentarios:

Rodrigo Solís dijo...

Algunos comentarios:


larrosa dijo...
Cuando he leido el titulo de tu articulo enseguida pensé que habias recibido un aluvión de emails (Cuatro he recibido en esta semana de distintos lugares del mundo ,enviados por distintas personas que dicen ser avogados y anunciandome que una familia de vacaciones se habia matado en accidente y me habian dejado unos veinte millones de dolares, y que tenia que ponerme en contacto inmediatamente con ellos, para que me ingresasen tal cantidad en la cuenta que les dijese, etc,etc. luego me he reido mucho con tu concurso en el que te invitan a gastarte el dinero en su estupendo hotel del pueblo . en fin estamos rodeados de tios listos que no saben como timarnos los pocos dineritos que podamos tener. lo tuyo está muy bien explicado y de nuevo te felicito. Un saludo desde España del peor escritor del mundo ...www.antoniolarrosa.com
10 de diciembre de 2007 04:21 PM

Anónimo dijo...
Comparto felizmente tu opinion sobre los certamenes litarrios y de paso de periodismo en los que he incursionado, y como tu, -aunque me recuerde a mi papa, que en "pez descanse", (en pez porque tiramos sus cenizas al rio champoton), que decia que estaba yo "metalizado", pero la verdad yo creo que aplausos estamos hasta la madre. Un abrazote.
TOMAS
10 de diciembre de 2007 06:43 PM

Marit dijo...
Opino que el compañero anonimo, de aplausos ya estamos hasta el copete.. que mala onda que no te toco la lana, pero bueno aun asi en nuestro corazones siempre seras un ganador -aaaahh- (suspirito) jajaja... ni modos mi estimado Rodrigo.
Suerte para la proxima y sigue participando
Abrazos
http://entremeridaycampeche.blogspot.com
pd. que ganas de mentarle la madre a los de la dichosa universidad esa
10 de diciembre de 2007 07:53 PM

Efrén dijo...
HOLA AMIGO.. Q ONDA PS SI, LASTIMA Q NO GANASTE PERO COMO MENCIONA MARIT, TU ERES UN GANADOR PARA NOSOTROS!!! JAJAJA... ESTA XIDA TU ANECODTA Y LA NETA ME CAGUE DE RISA AL FINAL JAJAJA... XIDO, CUIDATE!! :-P
11 de diciembre de 2007 12:00 AM

Anónimo dijo...
Ya vi tu mega rollo improductivo. En ves de quejarte y criticar piensa de forma proactiva y marca a Viajes Bojorquez Matriz. Pregunta por Gerardo Reyes y exponle tu caso y dile que te haga paquetes y tu los vendes y ganas dinero.
P.D. Escritor tercermundista. Usa la cabeza !!!!La cabeza no se hizo para peinarla
Ricardo Arambula Reyes
11 de diciembre de 2007 09:30 AM

Anónimo dijo...
NO C KIEN SEAS PERO.....
NO KIERO BOLETOS PARA NINGUN LADO NI INFORMACION DE NADA
SOLO KIERO DECIRT Q TENGO RATO RECIBIENDO TUS MAILS....
NO C X Q PERO LOS LEO Y ME DISTRAIGO..JAJAJA....ME ENTRETIENEN Y AVECES ME HACEN REFLEXIONAR.....IGNORO PORQ ME LLEGAN TUS MAILS PERO YA TE INCLUI EN MIS CONTACTOS PARA RECIBIRLOS EN MI BANDEJA Y NO EN MI CORREO NO DESEADO
MUCHO GUSTO Y HASTA PRONTO
POR CIERTO VIVO EN MONTERREY YA LEI Q ERES DE CAMPECHE COSA Q IGNORABA.....PERO BUENO ALGO NUEVO SE APRENDE Y SE SAB CADA DIA VDD?
SALUDOS DSD LA SULTANA DEL NORT
MINE
11 de diciembre de 2007 09:35 AM

Anónimo dijo...
Pensaba en ti con la noticia de la jornada sobre Il Divo en Campeche. Todo un espectáculo la cantidad de gente que se reunió, no cabe duda de qué cultos y qué gustos tan refinados tenemos la mayoría de los mexicanos, jaja
Pues a estas alturas no sé si felicitarte por tu mención honorífica equivale a una mentada de madre. Lo que sí sé decirte es que estar tan cerca a un cheque de esos no es fácil y comparto tu indignación, deberían firmar un chequecito también para las menciones tan respetadas. ¿Quién carajos habrá inventado las bases en los premios?
Son los descalabros literarios, en todo caso, que pasamos todos o casi todos. Lo cual hasta parece que quiero decir que son necesarios, pero no es cierto. No hay nada como pasar casi desapercibido de la pista de carreras directo a la medalla de oro (ahh no, ese es Madrazo y qué queme).
No hay cheque, pero hay reconocimiento. Algo más en tu anecdotario. Sólo el talento no podrá ser anécdota de nada. Con o sin premio.
Un abrazote.
Liliana.
11 de diciembre de 2007 10:03 AM

Anónimo dijo...
Hola Rodrigo, hemos comentado varias personas que tus escritos son verdaderamente sensacionales...
Tengo una duda... cuál es tu segundo apellido, si es que tu nombre real es el que dices? creo que te estoy confundiendo con otra persona. De cualquier forma felicidades y gracias por hacernos la vida más ligerita.
Ale
11 de diciembre de 2007 10:07 AM

Anónimo dijo...
jejejeje ahora si me hiciste soltar la carcajada al finalizar de leerte. Felicidades por tu premio, nadamas no me la vayas a mentar a mi, jejeje. A medida que iba leyendo me imagine que te saldrian con que tenias que depositar cierta cantidad en tarjetas telcel para recibir tu premio. Por lo pronto lograste y con mucho arrancarme la carcajada. Gracias.
Saludos.
ARuizC.
11 de diciembre de 2007 10:10 AM

supercalifragilistico dijo...
chingado vendedor de mierda, vete a la verga!! (déjen un rato este comentario antes de quitarlo)

PD Dedicado a Ricardo Arambula Reyes
12 de diciembre de 2007 08:02 AM

RICARDO AGUIRRE dijo...
No te preocupes al poeta de la Guerrero le fue peor, se suicido o lo mataron, y no le concedieron una última cena: muslo y glúteo femeninos.
PS:Con tanta chamba, hace rato que no me tomaba una pildorita, y mira, justo hoy que entró a tu blog, también encuentro al supermamilístico (lector de Joyce, Bukoswky, o, simplemente un tu alter ego?)
13 de diciembre de 2007 01:12 AM

Adán dijo...
Tómate los concursos como lo son, para ganarse una lana y listo. Todos pensamos siempre, me lleva, mi texto era mejor del que ganó, pero bueno, por desgracia unos ganan y otros se quejan.
Tú síguele con lo tuyo, ya habrá otros cuates que te defiendan, y quizá tu novia igual te de unos buenos lengüetazos para que seas feliz, y te llamen: Hey, ahí va el escritor Solís, viva, bravo, que su sombra me toque, que me caiga su sudor. Eso a veces pasa. Ojalá lo lograras.
Lo que es una verdad es que la UADY, la universidad que te dio la mención honorífica, siempre hace esos papelones para las premiaciones, a mi hasta me han mandado un Certificado de haber participado, es decir, que no gané ni siquiera menciones de honor.
El escritor no vive de aplausos ni de flores, ni de mierda, ni de que los compas que lo leen digan: Ay Rodrigo hazme tuya, tu si que tienes una "gran pluma", por favor, y esto lo sabes.
Adán Echeverría, quien esta vez si ganó y pago sus putas deudas.
14 de diciembre de 2007 11:32 AM

Laura dijo...
Tu historia esta Padre pero el final es muy aburrido, deberias agregarle acción como que al llegar a recibir el premio al pueblito era una farsa o que ni siquiera existia la Universidad esa o algo asi jaja, bueno es una recomendacion verdad
Laura
14 de diciembre de 2007 02:11 PM

Mary dijo...
Hola que tal.... siempre leo tus escritos... pero este en verdad me encantó... será que es la pura realidad....
muchas felicidades... besos y abrazos... chao
14 de diciembre de 2007 02:15 PM

Jo dijo...
Tengo tres palabras para ti:
JA JA JA ( atencion a las letras mayusculas que indican enfasis en las carcajadas)
No se que resultaria peor, Rodrigo, eso o que participes en un concurso de poesia con una recopilacion de poesias de toda tu vida y entre taaaaantos participantes que hicieron lo mismo, el resultado del jurado calificador sea que el premio no se dio porque ningun trabajo cumplia con las caracteristicas de "poesia"
Yo no les mente la madre pero si les dije: Las bolas de mis dos hermanos ca....de mie... JAJAJAJ
En fin , yo no tengo premio tampoco para ti, ni te voya invitar a Miami con los gatos pagados. Solo te voy a felicitar una vez mas porque me encanta recibir correos tuyos y leerte. Espero mi madre no reciba calurosos saludos algunos de tu parte. Jejeje
Saludos
14 de diciembre de 2007 02:16 PM

M. dijo...
Si, claro, Adán ganó.
Ya nos contaron como estuvo lo de "poesía".
15 de diciembre de 2007 01:32 PM

Fawne dijo...
Jaja..eso si estuvo bueno.
¡Mención honorífica! Jaja..pues..no importa acá los que comentamos valoramos tus escritos..si tuviera mucho dinero te daría una cierta cantidad dependiendo de que tanto me guste cada uno jeje.
Adiós.
Siempre que leo algo de tu blog sonrio o descubro algo nuevo. n_n
15 de diciembre de 2007 10:56 PM

Anónimo dijo...
Tal vez mi comentario no te sea de gran aliciente, no soy critico, ni maestro en letras, y mucho menos un escritor (con trabajo y lo se hacer) y mi comentario tampoco esta acompañado de un jugoso cheque.
Pero quería informarte que semana a semana de abro mi cuenta de correo, para ver lo que escribiste en esa semana y de verad alegra mucho mi día, y en ocasiones hasta el de algún compañero o amigo.
Por lo que permíteme felicitarte por haber ganado ese premio que estoy seguro que es uno mas de los innumerables que guardas en el cajón y tal vez no es de mi incumbencia el decirlo, pero estoy casi seguro que no en un tiempo lejano recibirás remuneraciones merecedoras a tu nivel por tu trabajo.
De verdad es agradable el recibir tu escritura, la cual viene llena de el menos común de los sentidos hoy día, el sentido común.
Espero que al terminar de leerla no este acompañado con un afectuoso saludo de chinga tu madre de tu parte(que creo que los del concurso si lo merecían) y si lo haces de menos que no sea publico.
De nuevo muchas gracias por permitirme el leer tus artículos te mando un afectuoso saludo y te deseo un buen fin e semana.
Pedro
20 de diciembre de 2007 06:29 PM

ESA QUE NO SOY YO dijo...

Jajajaja a huevo!

Gabriela dijo...

Me sono a premio de consolación :) jaja

Lus dijo...

Creo que soy seguidora tuya desde hace mucho tiempo.
Ya estoy como con los tazos "Ya lo tengo, ya lo tengo, te lo cmabio"...
Bueno pero paso un buen momento releyendo historias tan buenas.

Rodrigo Solís dijo...

Gabriela: peor que eso.

Lus: eres una valiente por releer los escritos.

Peru.com dijo...

Publicado en:

http://pildoritadelafelicidad.blogs.peru.com/2007/12/10/noticias-de-un-premio/

Escribiendo del Sureste dijo...

Publicado en:

http://escribiendoelsureste.blogspot.com/2007/12/noticias-de-un-premio.html

MILENIO NOVEDADES (Yucatán) dijo...

Publicado en:

MILENIO NOVEDADES 2 DIC 07